alojamiento wordpress
Inicio » Periodismo para todos » Qué es el periodismo

Qué es el periodismo

El periodismo es comunicación. No es esa gentuza de Sálvame –eso es simplemente estulticia para dormir al pueblo llano- ni medios de comunicación que se pliegan a los intereses de una administración por una subvención o anuncio (la famosa mano negra). Ejercido en condiciones lógicas (nada que ver con las actuales), el periodismo es un oficio digno que tiene su base en la necesidad de satisfacer el ansia de conocimiento del ser humano. El eje de la comunicación es trasladar hechos a posibles receptores. El pilar básico es la información.

¿Qué no es periodismo? La conjetura no es periodismo, la prensa del corazón –esa mierda- no es periodismo, no todo tertuliano es un periodista, un grupo de Facebook de tu ciudad no es periodismo – es simpático eso de periodismo ciudadano- y no cualquiera sirve para esto. Incluso dentro de la profesión, no cualquiera sirve para cambiar de medio o de género. El primer ejemplo que se me ocurre es el de Pepa Bueno: una profesional que dominaba el medio en el que trabajaba. Pasó a la SER y desguazó Hoy por Hoy. Su programa no tiene ritmo ni personalidad y genera pereza. Ahora vuelve a la tele para sustituir a Risto Mejide. ¿Qué consigue? Arruinar el programa. El borde de Mejide te caerá mejor o peor, pero sabe hacer una entrevista. Ni me paro a investigar cuál es su formación, entre otras cosas porque creo que el periodismo es más oficio que carrera. El caso de Pepa Bueno es el ejemplo más claro de que no por ser informador has de dominar todos los géneros periodísticos. Y si hay alguno difícil es la entrevista (y más en un medio audiovisual).

¿Más ejemplos? En mi idea de periodismo no entra vender sobre todas las cosas, y eso no me ha ayudado (todo sea dicho). No entra titular, como hizo Elmundo.es hace bien poco, con un “Andreas Lubitz encargó dos coches de alta gama” (uno para él y otro para su novia o exnovia) para ganar visitas a la web. Tampoco mi cabeza concibe que un jefe de prensa organice un informativo o el reparto de un periódico y, mucho menos, que sse convoquen ruedas de prensa sin preguntas. Un día de estos escribo sobre eso, sobre las citas a las que el periodista va sin capàcidad de obtener respuestas.

En definitiva, el periodismo es contar qué sucede e intentar no deformar la realidad al hacerlo. ¿Difícil? Dificilísimo. Igual que el cuadro que transmite unas sensaciones al visitante de un museo deja reacciones distintas en un visitante y en otro. Dos periodistas pueden ver un hecho noticiable de distinta manera (porque somos personas). Pero cuando la visión difiere demasiado, es que hay algo raro de por medio. Normalmente ese algo es el dinero que ingresa el medio para el que trabaja.

¿Ejemplos de buenas prácticas? Todos los días, en todos los medios. La mayoría de comunicadores son buenos profesionales y duermen tranquilos porque lo merecen. Ocurre que las miserias causan más revuelo que el buen hacer. Es razonable: lo lógico es hacerlo siempre con el objetivo de informar. ¿O no es así?